fbpx

Ejercicios hipopresivos posparto: Recuperación y bienestar después del parto

Hoy os traemos una guía completa sobre los ejercicios hipopresivos posparto. Sabemos lo importante que es para muchas madres recuperarse después del parto y sentirse bien consigo mismas, por eso queremos ofreceros toda la información necesaria para que podáis iniciar este camino hacia una recuperación saludable y plena. Desde qué son los ejercicios hipopresivos hasta cómo realizarlos correctamente, pasando por sus beneficios y precauciones, aquí encontraréis todo lo que necesitáis saber. ¡No os lo perdáis!

¿Qué son los ejercicios hipopresivos y cómo funcionan?

Los ejercicios hipopresivos son una técnica postural de respiración y contracción muscular que se centra en la zona abdominal, el suelo pélvico y la postura. Su principal objetivo es reducir la presión intra-abdominal y fortalecer la musculatura profunda del core.
Durante el posparto, estos ejercicios son una herramienta beneficiosa para ayudar a recuperar la fuerza y el tono muscular, mejorar la sensación de peso en la vagina, mejorar o prevenir síntomas de incontinencia urinaria, mejorar la postura y competencia abdominal y prevenir dolores lumbares por la adquisición de una postura elongada que obliga a trabajar la musculatura profunda del core durante su ejecución.

¿Cuándo puedo empezar a hacer ejercicios hipopresivos después del parto?

La respuesta a esta pregunta puede variar según cada mujer y su proceso de recuperación posparto. En general, se recomienda esperar a pasar la “cuarentena”, para iniciar cualquier tipo de actividad física, incluidos los ejercicios hipopresivos. Es importante consultar con un fisioterapeuta especializado antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pues este valorará el nivel de competencia que tiene la musculatura. En muchos casos, se puede empezar practicando ejercicios suaves de contracción del suelo pélvico y respiración antes de incorporar los hipopresivos.

¿Cuáles son los beneficios de los ejercicios hipopresivos posparto?

Los beneficios de los ejercicios hipopresivos posparto son numerosos y abarcan tanto la recuperación física como la mejora de la salud en general. Entre los beneficios más destacados se encuentran el fortalecimiento del suelo pélvico, la mejora de la postura y la prevención o rehabilitación de la incontinencia urinaria. Además, los ejercicios hipopresivos pueden ayudar a recuperar la figura después del embarazo al tonificar los músculos abdominales.
En cuanto a la diástasis abdominal, la respuesta más correcta sería la siguiente: hay que individualizar, ¿y por qué? pues porque la línea alba, el tejido que une los rectos abdominales, tiene características propias y que dependen de la calidad de colágeno, del ejercicio realizado antes y durante el embarazo, de la genética… entonces, es necesario entender que no en todas las mujeres se comporta igual. El fisioterapeuta especializado será quién valore si hay una buena activación y se mantiene el tono en la línea alba, o si de lo contrario, hay que hacer alguna adaptación a la técnica para lograr los máximos beneficios de los hipopresivos.

¿Cómo se realizan los ejercicios hipopresivos de manera segura?

La correcta ejecución de los ejercicios hipopresivos es fundamental para obtener resultados. Para realizarlos de manera segura, es importante aprender la técnica adecuada de la mano de un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico. Algunos consejos básicos incluyen mantener una postura correcta manteniendo la pelvis en posición neutra, las rodillas en desbloqueo y la columna en auto-elongación; controlar la respiración y evitar realizar movimientos bruscos o excesivamente intensos. Es importante empezar con ejercicios suaves y aumentar gradualmente la intensidad a medida que se gana fuerza y resistencia.

¿Existen contraindicaciones o precauciones a tener en cuenta?

Si bien los ejercicios hipopresivos pueden ser beneficiosos para la mayoría de las mujeres posparto y para la población en general, existen algunas situaciones en las que se deben tomar precauciones o evitar su práctica. Por ejemplo, en casos de complicaciones durante el parto, como desgarros graves o cesáreas, se recomienda esperar a la cicatrización completa antes de iniciar los hipopresivos. También si existe una diástasis abdominal grande, hará falta valorar cómo ésta responde y posiblemente adaptar la técnica. Además, las mujeres con ciertas condiciones médicas preexistentes, como hipertensión arterial o problemas cardíacos, deben consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios intensivos.

Esperamos que esta guía os haya sido útil para entender mejor los ejercicios hipopresivos posparto y cómo pueden contribuir a vuestra recuperación después del parto. Recuerdar siempre escuchar al propio cuerpo, consultar con profesionales de la salud y avanzar poco a poco y de manera constante en el proceso de recuperación. ¡Os deseamos todo lo mejor en este emocionante viaje hacia el bienestar y la plenitud!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋 ¿Necesitas ayuda?