fbpx

¿Es posible tratar el bruxismo con fisioterapia?

El bruxismo es un trastorno caracterizado por el rechinar y/o apretar de los dientes. En los últimos años, el número de casos de personas con bruxismo ha aumentado, sobre todo, tras los confinamientos de la pandemia. No solo puede causar molestias dentales, sino que también puede llevar a dolores de cabeza, mandíbula y cuello, además de afectar la calidad del sueño. En la búsqueda de alivio, cada vez más personas se preguntan si la fisioterapia puede ser una solución efectiva. Por eso, en este artículo hablaremos del papel de la fisioterapia en el tratamiento del bruxismo y cómo puede contribuir a aliviar esta afección.

Entendiendo el bruxismo

Antes de sumergirnos en la fisioterapia como tratamiento para el bruxismo, es importante comprender este trastorno en detalle. El bruxismo se manifiesta a través del apretamiento involuntario y repetitivo de los dientes, tanto durante el día como durante la noche. Esto puede deberse a factores como el estrés, la ansiedad, problemas de oclusión dental o incluso una respuesta inconsciente del cuerpo a ciertas emociones.

Los principales síntomas del bruxismo

Los síntomas más destacados del bruxismo son:

  • Desgaste dental: uno de los signos más evidentes del bruxismo es el desgaste de los dientes, que puede llevar a problemas dentales graves.
  • Dolor mandibular: las personas con bruxismo a menudo experimentan dolor en la mandíbula, que puede irradiar hacia el cuello y los hombros.
  • Dolor de cabeza: los dolores de cabeza tensionales son una queja común entre quienes padecen bruxismo.
  • Trastornos del sueño: el bruxismo nocturno puede perturbar el sueño, causando fatiga y somnolencia diurna.

Fisioterapia y bruxismo: ¿realmente es una combinación efectiva?

Como ya hemos explicado en otras ocasiones, la fisioterapia es una disciplina médica que se enfoca en mejorar la movilidad, la fuerza y la función de los músculos y articulaciones. Aunque generalmente se asocia con la rehabilitación de lesiones físicas, también puede ser beneficiosa para abordar problemas como el bruxismo.

  1. Evaluación fisioterapéutica

Un fisioterapeuta especializado en trastornos temporomandibulares (TMJ) llevará a cabo una evaluación minuciosa para determinar la causa subyacente del bruxismo en cada paciente. Esto podría incluir la revisión de la postura, la movilidad de la mandíbula y la tensión muscular.

  1. Terapia de relajación muscular

Uno de los enfoques de la fisioterapia en el tratamiento del bruxismo es la terapia de relajación muscular. Esto implica técnicas de estiramiento y masaje destinadas a reducir la tensión muscular en la mandíbula y el cuello, lo que puede ayudar a aliviar los síntomas del bruxismo.

  1. Ejercicios de fortalecimiento

La fisioterapia también puede incluir ejercicios específicos para fortalecer los músculos que rodean la mandíbula y el cuello. Esto puede mejorar la estabilidad de la mandíbula y reducir la probabilidad de apretar o rechinar los dientes.

¿Qué más puedes hacer para aliviar el bruxismo?

Si bien la fisioterapia puede ser una parte valiosa del tratamiento del bruxismo, es importante considerar otras estrategias complementarias:

  1. Ferulas de descarga

Los dentistas a menudo recomiendan el uso de placas o férulas de descarga nocturnas para proteger los dientes del desgaste causado por el bruxismo. Estos moldes se ajustan a la boca del paciente y evitan el contacto directo entre los dientes.

  1. Manejo del estrés

Importantísimo. Y es que el estrés y la ansiedad son factores desencadenantes comunes del bruxismo. La terapia de relajación, la meditación y la psicología pueden ayudar a abordar estos desencadenantes emocionales.

  1. Modificación de hábitos

Es importante ser consciente de los hábitos relacionados con el bruxismo, como morderse las uñas o masticar chicle en exceso, ya que pueden empeorar la afección.

¿Es la fisioterapia una solución para todo aquel que padezca bruxismo?

La fisioterapia puede ser altamente efectiva para algunas personas con bruxismo, pero no es necesariamente la solución adecuada para todos. La elección del tratamiento dependerá de la causa subyacente del bruxismo, la gravedad de los síntomas y la evaluación de un profesional de la salud.
El bruxismo puede afectar significativamente la calidad de vida de una persona. Si estás buscando formas de tratar el bruxismo, la fisioterapia es una opción que puede ser efectiva, especialmente cuando se combina con otros tratamientos, como la terapia psicológica. Recuerda que el tratamiento temprano y adecuado puede prevenir complicaciones dentales y mejorar tu bienestar general. ¡No dudes en contactarnos para que te brindemos ayuda y dar el primer gran paso hacia un alivio duradero del dolor por bruxismo!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋 ¿Necesitas ayuda?