fbpx

Fisioterapia y preparación para la Lactancia Materna: Posiciones y Cuidados Posturales

En este artículo ocasión, os traemos un tema de gran relevancia para todas las futuras mamás: la fisioterapia y la preparación para la lactancia materna. Durante el embarazo y después del parto, el cuerpo de la mujer experimenta una serie de cambios que pueden afectar la postura y la comodidad al amamantar. Es por ello que en este artículo os guiaremos a través de las mejores posiciones y cuidados posturales para una lactancia materna exitosa y sin molestias. ¡No os lo perdáis!

¿Por qué es importante la preparación para la lactancia materna desde el punto de vista fisioterapéutico?

La preparación para la lactancia materna va más allá de saber cómo colocar al bebé para amamantarlo. Desde el punto de vista fisioterapéutico, es crucial preparar el cuerpo de la madre para las demandas físicas que conlleva la lactancia. Los cambios del embarazo conllevan desequilibrios y sobrecargas musculares que pueden acentuarse durante la lactancia e incluso convertirse en dolor. Una preparación adecuada ayudará a prevenir y aliviar estas molestias, asegurando una experiencia de lactancia más cómoda y placentera.

¿Cuáles son las mejores posiciones para amamantar y cómo pueden beneficiar la salud postural?

Existen varias posiciones para amamantar, y la elección de la más adecuada dependerá de las preferencias de la madre y del bebé. Sin embargo, algunas posiciones populares incluyen la posición de cuna, la posición de balón de rugby y la posición acostada de lado. Estas posiciones no solo facilitan el agarre correcto del bebé al pecho, sino que también promueven una buena postura para la madre. Mantener la espalda alineada, los hombros relajados y acercar al bebé al pecho en lugar de curvarse para llevar el pecho a su boca durante la lactancia, puede ayudar a prevenir la tensión muscular y los dolores de espalda. Para acercar al bebé, puede ser una opción beneficiosa utilizar cojines de lactancia.

¿Qué ejercicios de fisioterapia pueden ayudar a preparar el cuerpo para la lactancia materna?

Antes y después del parto, realizar ejercicios de la mano de un fisioterapeuta puede ayudar a fortalecer los músculos implicados en mantener una postura correcta y mejorar la movilidad de las articulaciones. Algunos ejercicios recomendados incluyen ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico, pues la postura de nuestro día a día influye mucho sobre él; estiramientos de la espalda, hombros, cuello y pectorales; ejercicios de respiración diafragmática y, a veces, drenaje manual del seno para liberar tensiones propias de la lactancia. Estas prácticas pueden ayudar a mejorar la postura y facilitar el proceso de amamantamiento.

¿Cómo afecta la postura durante la lactancia materna a la salud de la madre y el bebé?

Una mala postura durante la lactancia materna puede tener consecuencias no deseadas tanto para la madre como para el bebé. Para la madre, una postura incorrecta puede causar sobrecargas  musculares, especialmente en la espalda, los hombros y el cuello. Además, una mala posición puede dificultar el vaciamiento adecuado del pecho, lo que puede llevar a problemas de lactancia como la obstrucción de los conductos de leche y derivar, o no, en mastitis. Por otro lado, para el bebé, una mala posición puede dificultar el agarre correcto al pecho y provocar una carencia nutritiva, irritabilidad y gases .

¿Qué otros cuidados posturales son importantes para una lactancia materna saludable?

Además de adoptar las posiciones adecuadas durante la lactancia, existen otros cuidados posturales que pueden mejorar la experiencia de amamantar. Por ejemplo, es importante utilizar cojines de lactancia o almohadas para apoyar el cuerpo y el bebé durante la lactancia. También se recomienda alternar los pechos en cada toma para evitar la sobrecarga de un lado del cuerpo. Además, beber mucha agua y seguir una dieta equilibrada puede contribuir a una producción de leche óptima y a una recuperación más rápida después del parto.

En resumen, la fisioterapia desempeña un papel fundamental en el acompañamiento a la mujer durante la lactancia materna, garantizando una experiencia cómoda y saludable tanto para la madre como para el bebé. Al adoptar las posiciones adecuadas, realizar ejercicios de fisioterapia y cuidar la postura durante la lactancia, las mamás pueden disfrutar de este hermoso vínculo con su hijo sin preocupaciones ni molestias físicas. ¡Recordad que en Fisiocool estamos aquí para apoyaros en cada paso del camino hacia la maternidad!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋 ¿Necesitas ayuda?